05 octubre 2006

El Túnel de la Moto y los ceniceros
Hoy quiero hablar de una película con mucho transfondo. He hablado con mucha gente de la película, y me sorprende darme cuenta de que no hay mucha gente que la conozca.

Se llama "El Túnel de la Moto". Trata sobre motos, túneles y ceniceros. Aquí dejo su cartel de cine.

Cartel de cine

Se trata de la historia de un piloto de carreras de fórmula 1. Su nombre era Rantamplán. Era un crack. La sensación del momento. Dominaba en todos los circuitos, en todos los estilos.

Un día tuvo un accidente terrible. En una carrera, se le cayó el cenicero al suelo, y al retirar la vista para recoger las cenizas no vio un elefante que se cruzó por la pista. Intentó esquivarlo, y al salirse de la curva cayó por un precipicio. Abajo estaban celebrando una boda palestina y varios asistentes dispararon sus AK 47 al aire en señal de júbilo. El pobre Rantamplán recibió siete disparos antes de caer. Al caer al suelo el coche explotó y el airbag falló. La gente de la boda fue a socorrerle, pero entonces pasó por enmedio un desfile de mayorets y la policía local cercó la zona para no entorpecer el paso del desfile.

Pasó 3 días en el hospital. Después de aquello, decidió abandonar la fórmula 1 y dedicarse a las motos. Al salir, vendió su monoplaza y se compró una Harley Davidson. El suceso le marcó profundamente, y cogió fobia a los ceniceros, los elefantes y los precipicios. Tal era la fobia, que al salir por primera vez con su moto tiró los ceniceros a la cuneta, y se fue al único lugar donde no hay ni precipicios ni elefantes: un túnel. Pero no un túnel cualquiera: un túnel de 2x2 metros de anchura (ancho y alto) para que no se colase elefante alguno.

Una vez en el túnel, sintió paz y sosiego. Miraba a su alrededor, y no veía elefantes ni precipicios.

Entonces vino un coche de frente.

El túnel era estrecho y los dos no cabían. De hecho el coche iba con los faros apagados, porque con las chispas que soltaba la pared al rozar con la carrocería veía de sobra. El pobre motorista se encontraba ante una dificultad considerable. Se fijó en el conductor, y vio que se le acababa de caer el cenicero al suelo. Ambos iban a 140 km/h, y estaban a menos de 100 metros.

El hecho del cenicero le hizo reflexionar. Se dio cuenta del peligro que representan los ceniceros para la conducción. Aquello le hizo recordar su infancia...

Sus padres murieron cuando él aún no había nacido, y se crió con su abuelo. Su abuelo vivía en la montaña, donde había nieve la mitad del año. El niño siempre quiso ser piloto de fórmula 1, pero su abuelo siempre decía: "¿Dónde se ha visto eso? Ser piloto de fórmula 1 es muy duro, hijo, serás un muerto de hambre. Mejor que te dediques a lanzar el frisbi como tu abuelo.".

Su abuelo era muy cruel con él. Le obligaba a entrenar en la nieve. Rantamplán aprendió a matar osos con los frisbis para comer los domingos. Además debía cortar y traer la leña para la chimenea, y su abuelo le obligaba a cortarla con los frisbis.

Un día, estaba acechando a un oso. Estaba practicando la técnica de matar osos con frisbi en bicicleta. Su abuelo lo vigilaba de lejos. Tenía al oso a punto, cuando a su abuelo se le cayó el cenicero al suelo. El oso se alertó, dio media vuelta y se abalanzó sobre el pequeño Rantamplán. El niño lo esquivó, y se dió contra un arbol. La bicicleta quedó incrustada en el tronco. El oso estaba a punto de acabar con él. En el último instante, su abuelo lo detuvo con un frisbi. El oso se murió.

Rantamplán se levantó asustado. Fue a recuperar su bicicleta, pero no podía sacarla. Su abuelo se acercó, desmontó la bicicleta y la consiguió desatascar. "Recuerda, cuando tengas problemas, desmonta cosas", le dijo.

¡Eso es!

Se apresuró a desmontar la moto. Puso todas las piezas en línea, y las lanzó por encima del coche. Él mismo saltó, y el coche pasó de largo. Detrás vino un camión y lo atropelló.

Rantamplán recibió un buen golpe, pero pudo agarrarse al tubo de escape. Con dificultad, escaló a la puerta del remolque. El camión salió del túnel.

Consiguió abrir el remolque. De su interior salió un elefante, que asustado lo arrastró con él fuera del camión y cayeron por un precipicio. El camionero tiró el cenicero que se le había llenado y cayó sobre la cabeza de Rantamplán. El golpe le causó un traumatismo craneo-recto-encefálico y murió.

Una gran historia, con poca aceptación entre el público. Hay que ver más cine.

15 comentarios:

Anonymous Vespero profirió...

Las obras surrealistas polacas de ciencia ficción retro siempre marcan un antes y un después en algún lugar y algún momento.

Cuidado con los ceniceros.

5/10/06 23:58

 
Anonymous Post Asesino de Palomas profirió...

Hablad de mi!!!

5/10/06 23:58

 
Anonymous RedO profirió...

El túnel al fin...

Si lo he dixo miles de vecs, lo peor de fumar no es la nicotina (y de+ ingredients d los cigarrillos), sino los cniceros y mxros.

P.D.: Las autoridads dberíam prohibirlos (al mnos n los coxes).

post-PD: s la 1º vez q posteo nunca n 1blog, cn lo q spro q el autor se sienta orgulloso q haya sido n el suyo (un gracias staría bien).

post-post-PD (a leer solo x post asesino de palomas): No t habían xtrminado?

post-post-post-PD: De nada.

6/10/06 15:19

 
Blogger Hito profirió...

No es que no te esté agradecido, pero voy a prohibir escribir así en el blog.

AAARGH, necesito colirio en los ojos...

6/10/06 15:35

 
Blogger Int_10h profirió...

Totalmente de acuerdo contigo, Hito.
Por cierto, xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

6/10/06 16:41

 
Anonymous Duende Maligno profirió...

No has puesto palomas en esta entrada XDDDDDDDDDDD


Voy a descargarme esta pelicula pero ya XDD

6/10/06 19:06

 
Blogger Hito profirió...

Por cierto...
A ver si alguien se acuerda de quién es Rantamplán (no vale usar google ni nada parecido)

6/10/06 20:19

 
Blogger SPaNKeR profirió...

sin buscar en el google:
rantamplan es el perro pulgoso de lucky luke :]
PD: sus padres murieros antes de q el naciera? XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Lo weno es q esta historia ya me la sabia, me la conto un wen dia de borrachera, como el aclamado y laureado algoritmo de comportamiento de las palomas

6/10/06 20:25

 
Anonymous Anónimo profirió...

AItor eres lo mas friki que ha pisado el planeta, estoy aqui te observo para mi eres un gato si yo fuera un perro mi instinto es putearte hasta que se te caigan las gafasssss algun dia te tropezaras con un cable y el ordenador se te caera en la cabeza y se te pasara por la cabeza todos los juegos a los que has jugao soy feliz si te veo llorar friki friki friki

7/10/06 12:55

 
Blogger Hito profirió...

¬¬ hola chorretes...

7/10/06 13:46

 
Blogger Félix profirió...

Dios que brutal, das miedo xD

9/10/06 01:03

 
Blogger Nacho profirió...

Creo que va siendo hora de lanzar este blog al publico mundial, me pido poner la publicidad de google y otras en el blog y cobrar por ello xDDD

9/10/06 01:07

 
Anonymous mr. sinister profirió...

hito te demando por derechos de co-autor en la historia del abuelo, la nieve y los frisbis. xD

soy fer.

9/10/06 10:56

 
Blogger Hito profirió...

¿ah si? Demuestralo, porque lo negare todo xDD

9/10/06 18:46

 
Anonymous Sluagh profirió...

Hace tiempo que echo de menos más cine reflexivo y metafórico como este, películas que nos recuerden cómo matar los osos del frío y competitivo mundo de hoy con la fuerza de nuestro frisbi interior (¿no va de eso la peli? XD).

PD: "traumatismo cráneo-recto-encefálico" XDDDDDDDDDDDD

17/10/06 19:10

 

Publicar un comentario

<< Inicio

 
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons